El Camino a PARAMA PURUSHA es LA ENTREGA; y EL ENCUENTRO se da cuando te importa más el otro.
La DEVOCION DEL ENAMORADO junto a la emoción de sentirte amado, es la hoguera donde arde EL FUEGO DEL ESPIRITU.
El Yoga de JESUS contiene el último entendimiento Advaita, la última Iluminación Vipassana... TODO ESTÁ EN ÉL.
"NIEGUESE a sí mismo" ¿Todavía mandas TU en SU casa?
No busques más... Sé EL... sé eso que buscas... pero no lo puedes identificar... ni identificarte con ÉL, ni decir "Yo Soy"
Salí de la New Age porque pone afán en Ascender cuando la perfección viene al revés (Su Gran Obra) traer EL REINO DE DIOS a
la Tierra.
Este blog es foto de una evolución... tantos caminos recorridos y al final todo cedió ante la Omnipresencia y Omnipotencia del ESPIRITU SANTO
Y el Supremo Nombre de JESUS. ... ¡¡¡ Hasta los muertos siguen resucitando hoy al oir ese nombre!!!.
Maranata!

domingo, 8 de junio de 2008

Elevar Vibración, No temor y Misión Cumplida.

Adjunto relato que me ha gustado de LiamAnRa, Grupo Ashtar. Argentina - 3 Junio 2008:

Era un campo de entrenamiento cósmico. Habíamos miles y miles de nosotros formados militarmente. Todos éramos muy fuertes y estábamos armados con unas espadas enormes. De repente, a cada uno, nos rodeaban cientos de serpientes, cuyas bocas se nos insinuaban a milímetros. Eran como metálicas y se movían a gran velocidad. Pasaban una y otra vez a nuestro alrededor, prácticamente rozándonos la cara y todas las partes del cuerpo.

Recuerdo que un jefe de instructores que estaba cerca nuestro, decía en voz alta: -No les pueden hacer daño. A menos, claro, que ustedes lo permitan, respondiendo a su miedo. Si sentíamos un asomo siquiera de miedo, las serpientes nos atacaban. El instructor seguía hablando cada vez más fuerte: -Si confían en su poder, la bestia de mil cabezas nada puede hacerles. La fe en uno es el poder del Creador. Y teníamos que mantenernos quietos, en paz, sin responder. (nota wanda: esto recuerda a Neo en Matrix..?)

Al final el instructor gritaba: -La clave es no responder, dejar pasar. Cada cabeza de serpiente es un pensamiento negativo creado por ustedes mismos. Son los miedos de todas sus vidas acumulados para la última batalla, la decisiva. Si les pones atención, los materializan. Si no responden, los regresan a la fuente de luz ya liberados. No responder, dejar pasar. La última gran enseñanza de la sagrada serpiente. Ya no querer tener razón: dejar de luchar.

Fuimos guerreros, ese el entrenamiento galáctico de miles y miles de nosotros que hoy estamos encarnados en la tierra esperando el final de los tiempos de la bestia como príncipe de la humanidad. Fuimos guerreros, más ahora somos caballeros. Y los caballeros ya no tenemos necesidad de luchar: la espada la hemos convertido en nuestro cetro de luz.

Son los tiempos finales. La última misión es elevar la vibración del planeta hasta lograr el nacimiento del Cristo Cósmico entre todos nosotros. Ser feliz y estar en paz es lo que nos resta por hacer. No responder. Dejar pasar los últimos embates de la bestia herida de muerte. Todo está consumado, manda decir el comandante en jefe: el Maestro Jesús. Se restaura el reino de los cielos en el planeta del amor.

Misión cumplida.

No hay comentarios: