El Camino a PARAMA PURUSHA es LA ENTREGA; y EL ENCUENTRO se da cuando te importa más el otro.
La DEVOCION DEL ENAMORADO junto a la emoción de sentirte amado, es la hoguera donde arde EL FUEGO DEL ESPIRITU.
El Yoga de JESUS contiene el último entendimiento Advaita, la última Iluminación Vipassana... TODO ESTÁ EN ÉL.
"NIEGUESE a sí mismo" ¿Todavía mandas TU en SU casa?
No busques más... Sé EL... sé eso que buscas... pero no lo puedes identificar... ni identificarte con ÉL, ni decir "Yo Soy"
Salí de la New Age porque pone afán en Ascender cuando la perfección viene al revés (Su Gran Obra) traer EL REINO DE DIOS a
la Tierra.
Este blog es foto de una evolución... tantos caminos recorridos y al final todo cedió ante la Omnipresencia y Omnipotencia del ESPIRITU SANTO
Y el Supremo Nombre de JESUS. ... ¡¡¡ Hasta los muertos siguen resucitando hoy al oir ese nombre!!!.
Maranata!

lunes, 21 de enero de 2008

El Poder destructivo de tus emociones.

Por Laura Foletto.

¿Conoces el poder (destructivo) de tus emociones?

Acostumbras llevarte por tus estados emocionales, creyendo (conciente o inconcientemente) que no puedes hacer nada con ellos y que son inofensivos… una rabieta por aquí, un llantito por allá, alguna sonrisa por acullá…

Nada más falso. Cuando te preguntas inocentemente: “¿qué he hecho yo para merecer esto?” puedes responderte que muchísimo. Has puesto piedra sobre piedra para construir ese estado de ánimo, esa circunstancia, esa vida. Y están hechas de emociones descontroladas, incitadas por pensamientos repetitivos.

¿Para qué sirven las emociones? Entre otras cosas, son mensajeras. Te cuentan qué te está pasando. Por ejemplo, si alguien trata de avasallarte o te falta el respeto, sentirás enojo. Por definición, una emoción es pasajera, dura segundos, te mueve a hacer algo. En este caso, a poner un límite. Pero, si no lo haces o no te permites sentir tu ira o traes antiguas memorias de algo parecido, su función primordial se pierde y lo que haces es acumularlo.

¿Adónde va ese enojo (o cualquier otra emoción contenida)? A tus células. ¿Sabes que cada una de tus células vibra en el amor, que el “pegamento” de tu cuerpo es el amor? Si sientes o piensas cualquier cosa disfuncional, estás creando desarmonía. Estás haciendo que tus células griten pidiendo amor. Estás forjando un problema que busca un lugar para manifestarse.

Y lo hará en tu cuerpo físico, a través de un síntoma, una enfermedad, un dolor, una contractura. O en tu cuerpo emocional, por medio de sufrimiento, angustia, tristeza, depresión. O en tu cuerpo mental, con desánimo, postergación, ansiedad, fracasos, desvalorización, carencias.

¿Quedan en ti solamente estas consecuencias? No, tu padecimiento personal se trasunta en tu entorno, en tus relaciones, eso ya lo sabes. Lo que quizás no sabes es que también aportas al inconciente colectivo, a las formas-pensamiento humanas, a los calamidades de la Tierra… y más allá.



Nota de Wanda: HABLA TODOS LOS DIAS CON TUS CELULAS, AUNQUE SEA SOLO DECIRLES BUENOS DIAS. Observarás el cambio rápidamente. Empieza a creer en estas cosas.

No hay comentarios: